De las causas más frecuentes de demandas médicas se encuentran las negligencias médicas, imprecisión o errores de diagnóstico, ausencia de consentimiento informado a los familiares y pacientes, lesiones o efectos adversos en procedimientos quirúrgicos, infecciones adquiridas en centros hospitalarios, entre otras.

Así lo explicó el ginecólogo obstetra y abogado, Domingo Peña Nina, al participar como conferencista invitado de la Sociedad Dominicana de Pediatría, durante un encuentro dirigido a la actualización de los especialistas en esa especialidad en torno a las demandas y los elementos a considerar para evitarlas.

El experto destacó que estudios revelan que el 80% de los ginecobstetras han sido o serán demandados al menos una vez durante su trayectoria profesional y que 30% de los demandados lo han sido en tres o más ocasiones, realidad que no escapa a los pediatras, así como a otras especialidades del ámbito médico.

Citó un estudio de Medscape, en el 2020, el cual arrojó que aproximadamente el 56% de los médicos en Estados Unidos han enfrentado alguna demanda médica, un panorama que se replica en los países de las Américas.

Peña Nina recomendó a la audiencia actualizarse, informarse y protegerse, al destacar que las afecciones en el periodo prenatal, las malformaciones congénitas, la desnutrición y las enfermedades de origen infeccioso, están dentro de las principales causas de mortalidad infantil.

En el caso de República Dominicana, sugirió conocer la Ley General de Salud (Ley 42-01), la Ley de la Seguridad Social (Ley 87-01) y Ley de la Colegiación Médica (Ley 68-03), según se detalla en un documento de prensa emitido por la Sociedad Dominicana de Pediatría.

Recomendaciones

También cumplir los requisitos normativos para el ejercicio profesional, contando con certificaciones y actualizaciones indispensables; mantener una estrecha comunicación médica con la familia o representantes del paciente; dar especial atención a la vigilancia y control del niño sano; asegurar una valoración integral neonatal y detectar oportunamente las urgencias médico/ quirúrgicas, entre otras.