El presidente Luis Abinader anunció en Rancho Arriba, provincia San José de Ocoa, que creará un Fondo Especial para la Mitigación del Cambio Climático que servirá para pagar las pérdidas que provocan los eventos meteorológicos que ocasiona el calentamiento del planeta.

Después de escuchar el balance de los daños de los productores agrícolas de Rancho Arriba, el mandatario explicó que la frecuencia con que ocurren estos fenómenos atmosféricos extremos hace necesario contar con recursos para enfrentar las pérdidas.

Los productores agrícolas le pidieron al presidente auxilio con los préstamos pendientes, y alguno llegó a solicitar que el Gobierno asuma sus deudas en el Banco Agrícola.

Por eso precisó que no se tratará de deuda, porque los agricultores «ya no aguantan más préstamos», y dijo que todavía no se ha determinado el monto, pero que los detalles serán ampliados en la rueda de prensa LA Semanal de este lunes.

Para manejarlo, dijo que quiere crear una comisión que sea bastante heterogénea, que no tenga sólo a personas del Gobierno, para que estén involucradas las asociaciones agrícolas y los sectores sociales.

Aseguró que su gobierno ha aumentado la cartera de préstamos del Banco Agrícola en 18,000 millones de pesos entre el 2020 y el 2023.

Pérdidas

La Asociación de Productores de la Reforma Agraria estimó que las lluvias produjeron daños en alrededor de 1,100,000 metros, con cerca del 80 % de sus invernaderos inundados.

Las pérdidas fueron de aproximadamente 600 millones de pesos, tomando en cuenta sólo el costo de producción.

El 80 % de sus productos son pimientos, el 18 % tomates y el resto de otros rubros.

Alrededor de 1,000 tareas de sembradíos a campo abierto se ahogaron.

Abinader señaló que el ministro de Agricultura realiza el levantamiento para determinar las ayudas que serán entregadas.

Reveló que se están gestionando recursos a través de la Tesorería Nacional para atender las prioridades.