Panamá ocupa el puesto 74. Guatemala, El Salvador, República Dominicana y Paraguay se sitúan en las posiciones 77 a 80. Ocupan cuatro de las últimas cinco posiciones del ranking global. La posición de los países de la región en el ranking de Lectura es la mejor de las tres materias, ocupando los puestos 37 al 74.PISA 2022: ¿Cómo le fue a América Latina y el Caribe?

Cuatro países latinoamericanos figuran en el furgón de cola: Guatemala (77), El Salvador (78), República Dominicana (79) y Paraguay (80), justo por encima del último calificado, Camboya (81).

El informe del Programa para la Evaluación Internacional de los Estudiantes (PISA) también revela que los niveles promedio en otros lugares cayeron a niveles récord, incluso en Europa, y no solo a causa de la covid.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), con sede en París, realiza esta encuesta cada tres años para evaluar la capacidad de los jóvenes de 15 años en matemáticas, lectura y ciencias.

 

¿Cuál es el nivel de competencias en Matemática, Ciencia y Lectura de los estudiantes de 15 años en nuestra región? ¿Cómo se comparan con otros países? ¿Han mejorado o no los estudiantes desde la última medición, en particular después de la pandemia de COVID-19? Las respuestas a esas preguntas, fundamentales para cuantificar la magnitud del reto educativo que enfrentan los países de América Latina y el Caribe, se encuentran en la edición PISA 2022.

La nueva ronda de evaluación de habilidades y competencias confirma que la región tiene dos grandes desafíos. En primer lugar, el bajo desempeño educativo, especialmente, el elevado porcentaje de estudiantes que no logra desarrollar competencias elementales como matemáticas o lectoescritura, fundamentales para seguir aprendiendo, alcanzar su máximo potencial y contribuir al desarrollo de la sociedad. En segundo lugar, la alta inequidad que perjudica a los estudiantes más vulnerables.

A su vez, esta edición de PISA, que tuvo récord de participación de países de la región con 14 en total, muestra que América Latina y el Caribe está desarrollando y utilizando más las herramientas para identificar las áreas en las que necesita mejorar.

A continuación, un primer análisis de resultados globales del ranking para la región, y una mirada a la evolución del bajo desempeño y las tendencias de corto y mediano plazo.

La región, en la mitad inferior del ranking en Matemática en PISA 2022

América Latina y el Caribe se ubica en la mitad inferior del ranking global de calidad educativa para las tres asignaturas que evalúa PISA, es decir en Matemática, Lectura y Ciencia. Todos los países de la región están mejor posicionados en Lectura que en Matemática y Ciencia.

Doble click a los datos clave:

  • Chile y Uruguay son los que presentan el mejor desempeño de la región en Matemática: ocupan los puestos 52 y 53 de 81 sistemas participantes. Le siguen México (57) y Perú (59).
  • Costa Rica, Colombia, Brasil, Argentina y Jamaica ocupan las posiciones 63 a 67. Panamá ocupa el puesto 74.
  • Guatemala, El Salvador, República Dominicana y Paraguay se sitúan en las posiciones 77 a 80. Ocupan cuatro de las últimas cinco posiciones del ranking global.
  • Los países de la OCDE invierten tres veces más por estudiante que el promedio de la región.

En América Latina y el Caribe, tres de cada cuatro estudiantes tienen bajo desempeño en Matemática. Eso significa que no alcanzan las competencias básicas en Matemática (definido por PISA como el nivel 2). En los países de la OCDE, el 31% de los estudiantes están en los niveles más bajos de desempeño.

Además, existe una alta inequidad en los aprendizajes. En promedio, el 88% de los estudiantes más pobres de la región tienen bajo desempeño en Matemática, comparado con el 55% entre los más ricos.

Por otra parte, la mitad de los estudiantes de la región no tiene habilidades básicas de Lectura. Entre 2018 y 2022 este porcentaje aumentó en casi todos los países de la región.

¿Cuánto mejoró la región? Tendencias dispares y desaceleramiento en la mejora en Matemática

PISA 2022 registró la caída más importante en el desempeño de la OCDE en Matemática y Lectura. En cambio, en la región la evolución de los países es mixta. La mayoría de los países venían experimentando una leve mejora antes de la pandemia. Pero esta tendencia se redujo o se revirtió entre 2018 y 2022.

Doble click a las tendencias observadas en PISA 2022:

  • Para algunos países, los cambios en el desempeño observados entre 2018 y 2022 se desvían significativamente de la tendencia de las rondas anteriores; para otros países, la tendencia se confirma o se refuerza.
  • Colombia, Brasil, Chile, Argentina y Panamá logran mantener su nivel de desempeño en Matemática con respecto a 2018.
  • En Matemáticas, Perú y México mostraban una tendencia positiva previo a 2018. Pero esta se revirtió para 2022.
  • En Costa Rica y Uruguay la tendencia era estable antes de 2018 pero la ronda 2022 registra una caída en el desempeño.
  • Solo 3 países de la región muestran tendencias positivas de largo plazo en su desempeño de Matemáticas. Casi todos los países de la región muestran tendencias positivas de largo plazo en Lectura o Ciencia.

PISA 2022: ¿Qué es, por qué importa y cuántos países participaron?

PISA es el Programa para la Evaluación Internacional de Estudiantes de la OCDE. Evalúa los conocimientos y habilidades de Matemática, Ciencia y Lectura de los estudiantes de 15 años, que cursan al menos el séptimo grado. Evalúa si los estudiantes tienen los conocimientos, y también si pueden extrapolar a partir de lo que han aprendido y aplicar sus conocimientos en nuevas situaciones.

En total, 81 países y economías participaron en PISA 2022. De América Latina y el Caribe, participaron 14 países: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, El Salvador, Guatemala, Jamaica, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

PISA es relevante porque permite a los formuladores de política educativa comparar conocimientos y habilidades de los jóvenes de su país respecto a otros países, comprender fortalezas y debilidades de sus sistemas educativos, y establecer puntos de referencia para mejoras en aprendizajes.  En muchos países, PISA se utiliza para definir objetivos de política educativa, para hacer investigaciones sobre mejores prácticas y aprender sobre procesos de aprendizaje en países similares.