AP
Elon Musk ha tomado el control de Twitter después de una larga batalla jurídica y meses de incertidumbre. La pregunta ahora es qué hará realmente con esta red social.Musk dio un indicio el viernes de la dirección en la que se dirige con un tuit, en el que dijo que no se tomarán decisiones sobre el contenido ni la reinstalación de cuentas específicas hasta que se establezca un “consejo de moderación de contenido”. El consejo, escribió, estaría integrado por personas con diversos puntos de vista.

Se prevé que haya grandes ajustes de personal, proceso que Musk ya inició el jueves al despedir a tres altos ejecutivos. Un cuarto confirmó su partida en un tuit.

Pero Musk, gurú tecnológico y autoproclamado “Chief Twit”, ha efectuado declaraciones contradictorias en torno a su visión para la compañía.

y ha compartido pocos planes concretos sobre cómo la operará tras adquirirla por 44.000 millones de dólares.

Ante ello, a los usuarios, anunciantes y empleados de Twitter no les queda más que analizar cada medida que tome en un intento por dilucidar a dónde podría llevar a la empresa. Muchos tratan de ver si recibirá de vuelta a diversas personalidades conservadoras que fueron expulsadas de Twitter por violar sus reglas.