La agencia de noticias Europa Press reveló que la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil en España pidió, en septiembre pasado, rastrear cuentas relacionadas con el exfutbolista del FC Barcelona y presidente de la empresa Kosmos, Gerard Piqué, por su presunta relación con un contrato negociado con Luis Rubiales en su etapa como presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF).

El contrato apuntaba a que la Supercopa de Fútbol de España, en la que suelen participar los mejores equipos del país, se jugara en Arabia Saudita.

“Los agentes ponen el foco en cuentas del Andorra CF, equipo de fútbol propiedad de Gerard Piqué, para conocer el destino de los fondos provenientes de una cuenta titulada por Kosmos”, menciona la Agencia.

La UCO, menciona Europa Press, establece que su petición de información está asociada a su intención de “comprobar» si fueron «dádivas económicas” a Luis Rubiales o a otros directivos.

Esta información se conoce el mismo día en que Luis Rubiales fue detenido y liberado, luego de rendir un interrogatorio, por la Guardia Civil tras ser detenido en el Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas en España.

La detención, cabe resaltar, se produjo en el marco de una investigación por supuesta corrupción, que había llevado al registro de la sede de la RFEF el pasado 20 de marzo.

Esta investigación apunta a «presuntos hechos delictivos asociados a la corrupción en los negocios, administración desleal y blanqueo de capitales», según la justicia.

Los contratos bajo sospecha serían los relacionados con el traslado de la Supercopa de España a Arabia Saudita y los trabajos de remodelación del estadio de La Cartuja en Sevilla, entre otros.

Rubiales estuvo al frente de la RFEF desde 2018 hasta su dimisión el año pasado tras el caso del beso forzado a la jugadora Jenni Hermoso en la final del Mundial Femenino que se vivió en Australia y Nueva Zelanda.