Cada cierto tiempo salen a la luz compuestos químicos que están presentes en algunos productos que las personas utilizan los cuales son sospechosos o declarados por organismos internacionales como posibles causantes de problemas en la salud, muchas veces hasta de cáncer.

La administración de Alimentos, Drogas y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) ha prohibido el uso de algunos productos oftálmicos lesivos para la salud humana y ha recomendado la prohibición de compuestos químicos utilizados en la industria de alimentos, tales como el aceite vegetal bromado que se utiliza en las sodas o refrescos e incluso en los energizantes y por otro lado ha propuesto prohibir el uso de formaldehído en alisadores de cabello.

La presidenta de la Sociedad Dominicana de Oftalmología, plantea el escenario que vivieron algunos de los pacientes en Estados Unidos que usaron gotas oftálmicas contaminadas con pseudomonas aeruginosa, un tipo de bacteria resistente a los antibióticos que causó a principios de año al menos 3 muertes en EEUU y se identificaron 68 pacientes afectados en 16 estados de ese país, según registran algunos medios internacionales.

¨Resulta ser que eso era una bacteria, que esta bacteria era resistente a antibióticos. Comenzó haciendo un proceso que perforó el ojo. Llegó al punto de que todo dentro de los vasos sanguíneos por vía sanguínea, esa bacteria siguió circulando y ese paciente hizo una septicemia y falleció¨, indicó Niurka Leonor.

Sin embargo este problema ha sido recurrente, pues en el mes de octubre la FDA también hizo advertencias sobre unos 26 productos de gotas oculares que podrían provocar infecciones. Se trató de marcas comerciales como CVS, Target y Rite Aid, pues encontró condiciones insalubres en las instalaciones de fabricación y resultados positivos de pruebas bacterianas en el muestreo ambiental de áreas críticas de producción de medicamentos en las instalaciones, y recomendó que se retiren los productos.

Y aunque estás marcas no llegan de manera oficial al país, la , estos pueden entrar al país a través de los propios pacientes.
Y en muchas ocasiones nosotros en el consultorio encontramos pacientes que vienen y me traen una gota que se la mandó el hermano. Doctora yo puedo usar eso, pero ese tipo de gotas no, no deben usarlas sin prescripción de un oftalmólogo…

En otro orden, está el aceite vegetal bromado (BVO) un aditivo alimentario que la FDA ha propuesto prohibir por potenciales efectos negativos en la salud humana. Pero, ¿qué es específicamente el aceite vegetal bromado?

¨Este aditivo cumple químicamente con una función que es impedir que los ácidos y saturados, los ácidos grasos y saturados se oxiden y se descomponga. Es lo que hace que los productos se dañen como dice la gente¨, indicó Humberto Contreras, Secretario de Asuntos Gremiales de la Asociación Química Dominicana.

Mientras Zenon García, presidente de la Asociación Química Dominicana, dijo que el aceite vegetal cromado se utiliza en la fabricación de bebidas gaseosas. Aquellas bebidas que tienen sabores cítricos.

Este aditivo, según la FDA se ha relacionado a daños en el sistema nervioso, dolores de cabeza, irritación de la piel y las mucosas, además de fatiga, pérdida de coordinación muscular y memoria y efectos tóxicos sobre la glándula tiroides, que produce hormonas fundamentales para la regulación de la presión arterial, el ritmo cardíaco, la temperatura corporal y el metabolismo.

Este compuesto tiene muchos años que se está utilizando no solamente en América Latina, sino también en Europa y en los países anglosajones y ya en Europa desde hace tiempo se había prohibido porque se realizaron estudios en ratones y se vio que dañaba el riñón del ratón y el hígado del ratón.

Compramos varias marcas de refrescos y energizantes para tratar de investigar si tienen presencia de este compuesto, sin embargo, laboratoristas consultados, nos especifican que este tipo de prueba no se está haciendo en el país, quizás por ser un aditivo que se ha utilizado desde siempre y en Estados Unidos sólo está prohibido en California, no se ha visto la urgencia de estar vigilando este tipo de productos.

Se comprometieron a adquirir los reactivos a ver si podemos profundizar en la investigaciónSalud Pública tendría que responder qué están haciendo para poder dar seguimiento a las recomendaciones de la FDA y aún más dar seguimiento para ver si se está usando y sobre todo exigir que sea transparentado en la etiqueta, pues como las gaseosas vienen pre hechas en un jarabe, probablemente quienes hacen la mezcla en el país ni siquiera saben que ese ingrediente puede estar presente.

Corte Salud Pública

Y otro compuesto que la FDA ha propuesto prohibir es el uso de formaldehído en alisados de cabello. La entidad ha dicho que el compuesto puede estar vinculado con problemas respiratorios y ciertos tipos de cáncer. Actualmente, la FDA desaconseja el uso de estos productos.

El formaldehído se utiliza en disoluciones acuosas que pueden contener alcohol metílico hasta un 40% para estabilizarlo. Es el que se utiliza para conservar tejidos, cadáveres, etc en las cremas alisadoras se utiliza como estabilizar, estabilizarse.

La FDA desalienta a los consumidores de comprar los productos que alisan o suavizan el pelo para uso en casa y cuando esto ocurra aconseja leer la lista requerida de ingredientes. Si no tiene una, no compre el producto y si el producto incluye entre sus ingredientes formaldehído, formalina o metilenglicol, significa que el producto contiene formaldehído o liberará formaldehído.

Solo del formaldehído liberarse al aire, establece la FDA, a niveles superiores a 0.1 ppm, puede causar irritación grave de los ojos, la nariz y los pulmones. También puede provocar sensibilidad cutánea o dermatitis alérgica.

El equipo de N Investiga solicitó una entrevista a la Dirección General de Medicamentos, Alimentos y Productos Sanitarios ( Digemaps) para tratar todos estos temas y ver lo qué hacen cuando se dan estas alertas o recomendaciones, pero no fue posible lograr una respuesta.

Mientras tanto, la verdad es que la lista de productos que la FDA desaconseja su uso e incluso recomienda su prohibición, es grande y como consumidores debemos estar alerta e informados, porque el bien más preciado que podemos tener, nuestra salud, pudiera verse comprometida.