El candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Abel Martínez, presentó su plan de Gobierno en dónde presentó propuestas a diversas soluciones y problemáticas que afectan al país.

«En todos los estudios realizados sobre la situación del pueblo dominicano, y en los diálogos que hemos sostenido en todo el país, se evidencia que los tres aspectos de la vida de la gente que más angustian son: la economía familiar, reflejada en los altos precios de la canasta familiar, los bajos ingresos y el desempleo; la seguridad ciudadana, por el aumento constante del crimen y la violencia; y el deterioro de los servicios, especialmente los de salud, educación y transporte», es el planteamiento realizado por Martínez en el documento de 142 páginas en dónde se detallan sus estrategias.

En un plan dividido en siete ejes, el saliente alcalde de Santiago de los Caballeros su interés es garantizar una gestión de gobierno cuyas políticas públicas tengan a la gente «como principio y fin».

Al identificar la inseguridad ciudadana como uno de los problemas que más preocupan a la sociedad dominicana, Martínez indicó que como solución a esa problemática está construir 300 nuevos destacamentos y la inclusión de 10,000 nuevos policías, con la meta de lograr la instalación de un destacamento por cada 10,000 habitantes.

Igual, propone la creación de una «red de vigilancia 24/7», en conjunto a los ciudadanos que cuenten con cámaras exteriores, en sus residencias, edificios, empresas y comercios, que de manera voluntaria acepten interconectarse.

Política migratoria y situación en la frontera

Con relación a la situación en la frontera domínico-haitiana, Martínez señaló que al llegar al Gobierno, declarará de «seguridad nacional» la construcción de la presa Don Miguel para represar el agua del río Masacre en la parte alta.

También propone la reorganización de los perímetros donde se realizan los mercados binacionales, promoviendo una «mayor diversidad de productos nacionales y mercancías, formalizando los puestos de ventas, estableciendo «un control de calidad, higiene, limpieza y orden».

Martínez indica que una vez quede instalado como presidente de la República realizará un llamado a todo nacional extranjero que se encuentre bajo un estatus migratorio irregular en territorio dominicano, a que, «de manera voluntaria», en un plazo de 30 días, retornen a su país de origen, para lo cual se establecerán puntos específicos de asistencia en cada provincia y municipio.

Sobre el transporte

Martínez señaló que para mejorar el tema del congestionamiento del transporte propone la creación de una nueva línea del metro en Santo Domingo, desde la Avenida 27 de Febrero hasta el Aeropuerto de las Américas. Además, creará centros logísticos de distribución y descarga fuera de los principales perímetros urbanos para evitar la entrada de los vehículos de carga al centro de la ciudad.

«El tránsito colapsó en las grandes ciudades, con tapones constantes que hacen sentir a los ciudadanos como rehenes del caos y de la indiferencia de las autoridades. Mi compromiso, cuando asuma la Presidencia de la República, será garantizar que esos traslados se hagan por vías seguras, de manera fluida y contando con una red de transporte público digno, limpio y a precios asequibles», expresó Martínez.

Plana mayor del PLD

En la actividad estuvieron presentes el presidente de ese partido, Danilo Medina; el secretario general, Charlie Mariotti; el vicepresidente y exministro de economía, Juan Ariel Jiménez; la candidata a vicepresidenta, Soraima Cuello, entre otros.