Las direcciones de Impuestos Internos y Aduanas continuaron ayer su proceso de fiscalización de comercios de procedencia china que han violentado las leyes tributarias, con la falta de emisión de facturas con comprobante fiscal, ocultamiento de información, transacciones bancarias millonarias y, en algunos casos, la falta de datos de todas sus actividades de comercio.

En tres días, las autoridades ya han clausurado  once negocios, pero la defraudación abarca a otros 22 comercios asiáticos que mantienen en investigación para ser judicializados y unas 800 medidas conservatorias. Algunos empresarios chinos de los ya sancionados acudieron a la DGII para hacer frente a sus obligaciones fiscales.

Ayer, la DGII emitió un nuevo comunicado con las informaciones del operativo que se extendió hasta Santiago, donde cerraron dos de los negocios con operaciones ilegales. «Incluso, algunos comercios no reportaron ningún monto de sus gastos, ventas e importaciones a pesar de que sus movimientos bancarios sobrepasaban hasta 500 millones de pesos», subraya el documento.

Destacó que el proceso fiscalizador forma parte de un proyecto especial que ejecuta la Administración Tributaria para reducir la evasión y la competencia desleal entre comercios y empresas en el país.

Dentro de las acciones sospechosas que realizaban los comerciantes asiáticos, el documento de la DGII señala que presentaban giros bancarios de hasta más de un 90 % superior frente al total de las operaciones del ITBIS reportado. Además de un alto flujo de ventas en efectivo cuyos reportes también fueron omitidos.

Una coalición de cinco asociaciones empresariales informó su respaldo al proceso de fiscalización, instando a que el gobierno amplíe la investigación de negocios que atentan contra la competencia legal.

«Si bien este es un paso importante en la lucha contra estas prácticas ilegales, las autoridades deben continuar fiscalizando de manera sistemática los demás comercios que realizan actividades desleales, sobre todo las grandes superficies que han sido establecidas en los últimos años», se lee en el documento.

Restablecimiento

Para el proceso de restablecimiento comercial, los copropietarios deben poner sus cuentas al día con la DGII, pagando sus deudas y haciendo los reportes de sus actividades comerciales.

La entidad recaudadora indicó a Diario Libre que, desde ayer, algunos comerciantes de los sancionados se presentaron en las oficinas de atención para evaluar su caso y proceder a transparentar sus negocios.

Anteayer, la Embajada de China en República Dominicana planteó su posición de que los ciudadanos chinos deben cumplir las leyes.