DEYANIRA POLANCO / JOSÉ DICÉN

Baní, Peravia, RD.Las muertes por infartos, acci­dentes cere­brovasculares e insuficiencia respiratoria, muchas de las cuales están ligadas al co­ronavirus, se elevaron en la provincia Peravia con cifras alarmantes que superarían las 100 defunciones en me­nos de tres meses.

No obstante, el Ministerio de Salud Pública solo registra 63 muertes por Covid-19 du­rante toda la pandemia y un acumulado de contagios de 2,806 casos.

Sobre las muertes, las esta­dísticas de la Oficina Provin­cial de Salud indican que de 117 fallecimientos ocurridos en esa demarcación sureña, entre mayo, junio y parte de julio, los accidentes cardio­vasculares e infartos suman 69, y 30 por insuficiencia respiratoria, neumonía, pa­ro respiratorio. Las otras 18 muertes fueron por distintas causas. Con las especificacio­nes de que las informaciones no estaban completas.

Sin embargo, Listín Diario hizo un levantamiento en el que constató que solo en 39 días de seguimiento a las de­funciones, en las que no es­tán incluidas todas las de­marcaciones, hay casi 80 por infartos, coronavirus y causas asociadas a la pandemia, con los nombres y lugar de resi­dencia de los fallecidos. Esto incluye el 31 de mayo; del 1 al 27 junio y ocho días del mes de julio, alternados entre el 6 y 21. Dado que los datos obtenidos aquí en l Salud Pú­blica y oficialías civiles son in­completos y preliminares, las muertes pudieran ser mucho más elevadas por infartos, neumonía, accidentes cere­bro vasculares y otros, ya que muchas personas fallecen al llegar de sus lugares de traba­jo o mientras duermen.

Actas de defunción
Las actas de defunciones ob­tenidas por distintas vías, en­tre ellas parientes de los falle­cidos indican que en la fecha de referencia murieron 25 personas por infarto al mio­cardio; 11 insuficiencia res­piratoria; 14 por acciden­te cerebrovasculares; 10 por neumonía.

Otras causas que están provocando muertes en esta demarcación sureña, además del Covid-19, de forma direc­ta, son insuficiencia respira­toria aguda con 19, fallo mul­tiorgánico 10; neumonía, en sus variantes; adquirida en la comunidad, bilateral, grave y aguda, arroja unos 10 casos, aunque de la DPS, solo apa­recen 3.

Junio más alarmante
Del 1 al 27 de junio, Listín Diario comprobó 50 muer­tes, con 22 defunciones por paro cardíaco y otras 28 por causas asociadas al coronavi­rus directamente, como insu­ficiencia aguda respiratoria, infección aguda pulmonar, insuficiencia respiratoria aguda, entre otras.

Otras afecciones comunes son paros respiratorios catas­tróficos, hipertensión arte­rial, neumonía general, insu­ficiencia cardiaca, accidentes cerebrovasculares, hipoglice­mia, diabetes tipo II, colapso diabético, obesidad, insufi­ciencia renal y otras.

Sexo y edades
Los datos oficiales de la DPS de Baní no especifican eda­des, sexo ni lugares donde ocurrieron las muertes, pe­ro las investigaciones hechas por Listín Diario establecen que en esos 39 días fallecie­ron 25 mujeres; 3 al 31 de mayo, 15 en junio y 9 al 21 de julio, las que oscilan en edades de entre 40 y 66 años.

Mientras que hombres fue­ron 49 muertes; 5 el 31 de mayo, 35 en junio y 9 al 21 de julio, con edades entre los 50 y 91 años.

Lugares de procedencia
Los fallecimientos fueron en los municipios Baní, Nizao y Matanzas.

En más de una veintena de barrios de Baní, así como de la zona rural se lloran los muer­tos por Covid-19 y sus causas asociadas; Las Marías, María del Carmen, Santa Elena, San­ta Rosa, Los Cajuilitos, 30 de Mayo, Pueblo Abajo, Centro Ciudad, El Fundo y otros.

Mientras en la zona rural han resultado severamente golpeados; Matanzas, Boca Canasta, El Llano, Cañafístol, Pizarrete, Carretón, El Limo­nar, Mata Gorda, Villa Som­brero, Catalina, Villa Fun­dación, Arroyo Hondo, Las Calderas y otros.

Las víctimas
Todo Baní ha lamentado la muerte de la artista banileja Clari Soto, fallecida el sábado 17 de julio por Covid-19, en un centro clínico de la capital.

Se recuerdan los casos en junio de Luisa Pereyra, el día 23 y el 24 Ernesto Santana y el 29 José Rodríguez, de 73 años, ambos en Villa Fundación. El día 25, Gerardo Sánchez (Meloya/El Gua­charo).

También destacan entre estos casos las defunciones de tres extranjeros; Kaj yo Yun(koreano), en Pueblo Abajo, Baní, así como la de dos haitianos, uno de 56 años y otro de 51, residen­tes en Matanzas, ambos diagnosticados, “muerte por infarto agudo al mio­cardio, diabetes Mellitus”.

Teteo no se detiene
El “teteo” no se detiene pese a esas cifras de muer­tes y contagios. La noche del sábado un acto multi­tudinario se realizó en el polideportivo de Baní con un juego de baloncesto y esa misma madrugada una caravana, en horario del toque de queda, con motores, camionetas jee­petas y carros recorrió, to­cando bocina, todas las ca­lles de Paya en la alborada por las fiestas patronales de ese distrito municipal, pese a que las festivida­des no se realizarían por la pandemia.

Hablan especialistas
Para el cardiólogo Carlos Ramírez, en Baní hay ra­zones importantes para que el número de muertes por estas causas haya au­mentado.

Estos diagnósticos están fuertemente ligados a los factores de riesgos cardio­vasculares que existen, ex­plica, como son; pacientes de edades avanzadas con un cuadro de comorbili­dades, entre las que seña­ló la hipertensión arterial, diabetes, obesidad, insufi­ciencia renal y problemas pulmonares por el hábito al cigarrillo y por contami­nación ambiental.

Destaca que un 34% de la población es hiperten­sa y de esta el 17% no sa­be que lo es y del otro 17% que sabe, la mitad no reci­be atención médica.