Gabriel Coplin

Santo Domingo, RD.El director de Proyectos Es­tratégicos y Programas Es­peciales de la Presidencia (PROPEEP), Neney Cabre­ra, anunció ayer que el Go­bierno está trabajando pa­ra que en los próximos 60 días se logre inocular contra el Covid-19 al 70 por ciento de la población, cifra equi­valente a unos siete millo­nes de personas.

“El objetivo del gobierno es que en los próximos 60 días logremos inocular el 70% de todos los dominica­nos para entonces declarar al país libre de Covid-19. Están acudiendo muchas familias llevando a los ni­ños a vacunarse, todo el que venga a vacunarse será vacunado”, dijo el funcio­nario durante su visita en el centro de inmunidad ubi­cado en el parqueo de Pla­za Lama de Villa Francisca.

Informó que más de 10,000 personas fueron in­munizadas durante la jor­nada especial “La Ruta de la Vacunación” realizada en 10 barrios del Gran Santo Domingo.

Consideró que la pobla­ción está respondiendo “positivamente”, pero so­bre todo el segmento joven. “Los jóvenes son parte de los objetivos de esta jorna­da, porque ellos en princi­pios mostraban una apatía para avanzar, pero eviden­temente entendieron la im­portancia de vacunarse”.

Organizadores de la ini­ciativa explicaron a perio­distas del LISTÍN DIARIO que aunarán los esfuerzos para seguir enfrentando la pandemia.

Ayer, los centros de aco­gida estuvieron instalados en Boca Chica, María Auxi­liadora, Los Guaricanos y el Café de Herrera; donde al­rededor de cinco mil usua­rios fueron favorecidos con el preparado de Sinovac y Pfizer.

Inoculados

La pareja de esposos, Da­rianna Silvestre, de 31 años, y Eligio Marte, de 53, asistieron a vacunarse con­tra el Covid en la “Ruta de la vacunación” ubicada en Plaza Lama y expresaron que sintieron “un alivio” al recibir sus respectivas dosis.

“Sentimos que es un alivio el estar vacunado, si a uno le da es más leve y no mo­riremos por eso, es una in­yección de esperanza, pero siempre y cuando sigamos usando nuestras mascarillas e higienizarnos”, expresó con tranquilidad la pareja.

Silvestre, a seguidas ma­nifestó que “gracias a Papá Dios, es una felicidad el que nosotros tenemos el privile­gio de poder ponérnosla. Vi­nimos juntos desde Mendo­za, nos pusimos la primera dosis de Sinovac”. Expresa­ron que toda su familia com­pletó el ciclo de inmunidad y que sólo faltaban ellos.

En el mismo lugar se en­contraba Milenny Martínez, de 49 años, junto a su hijo de 19, y ambos recibieron el primer pinchazo.

“Me motivó las facilidades que tenemos para vacunar­nos y más que es por nues­tra salud”.