Uno de cada seis hombres será diagnosticado con cáncer de próstata en su vida, pero los tabúes que rodean a las herramientas de detección y la falta de información al respecto provocan que en México la mayoría de los pacientes lleguen con la enfermedad avanzada, advirtieron especialistas este martes.

En una conferencia de prensa, la oncóloga Perla Pérez, adscrita a la clínica de tumores genitourinarios del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre, señaló que el 60 % de los pacientes mexicanos con esta enfermedad conocen su diagnóstico cuando la enfermedad ya se ha extendido a otros órganos.

“Lamentablemente, la mayor parte de los pacientes tienen cáncer de próstata metastásico, cuando ya se tienen muy pocas opciones de tratamiento y se compromete su vida”, advirtió la especialista.

Explicó que el de próstata es el cáncer más común entre los hombres y es una enfermedad silenciosa, es decir, que en sus etapas tempranas no presenta síntomas.

“Se propicia cuando las células de la próstata comienzan a crecer de manera anormal, e incluso pueden llegar a otras partes del cuerpo para invadir y causar mayor daño”, señaló.

Citó que, cada año, más de 7.000 hombres en el mundo fallecen a causa de esta neoplasia y en México cada año se reportan 25.000 nuevos casos.

Además, el 60 % se detecta en hombres mayores de 65 años y entre los factores de riesgo para desarrollarlo están la edad avanzada, grupo étnico, antecedentes familiares, la obesidad y el tabaquismo.

La especialista en radiooncología Onix Garay explicó que los síntomas varían, pero entre los más comunes están la dificultad para orinar, flujo de orina débil o interrumpido, dificultad para vaciar la vejiga por completo, dolor o ardor al orinar, sangre en la orina o semen, dolor persistente en la espalda, caderas o pelvis y dolor al eyacular.

Detección a tiempo

Las especialistas recordaron que cuando el cáncer de próstata se detecta a tiempo las posibilidades de tratamiento exitoso son mayores.

Recordaron que uno de los mayores temores de la visita al urólogo es la revisión para detectar y prevenir el cáncer de próstata.

“Sin embargo, actualmente el antígeno prostático puede ser suficiente como prevención, siempre y cuando el paciente no tenga síntomas y no tenga antecedentes familiares”, explicó Pérez.

Advirtieron que a partir de los 45 años es importante visitar al urólogo una vez al año.

“La revisión temprana es primordial, pues los signos y síntomas pueden no estar presentes al inicio de la enfermedad, sino en etapas avanzadas”, insistió Garay.

Mayra Galindo, directora de la Asociación Mexicana de Lucha Contra el Cáncer, señaló que una de las principales barreras en México es la falta de acceso a los servicios de salud para las personas sin seguridad social, lo que lleva a que un paciente tarde entre 6 y 8 meses en recibir un diagnóstico.

“Los pacientes que no cuentan con seguro tienen que ir a aguantar la enfermedad a su casa, por eso es importante que se garantice el acceso para todos”, dijo la activista.