Algunos medicamentos no deben ser mezclados, puesto que pueden tener efectos secundarios inesperados ¡Aquí hablamos de eso!

Medicamentos que no debes mezclar

Antiácidos: las medicinas para aliviar la acidez o la indigestión no se deben mezclar con los medicamentos para el asma, la warfarina o la fenitoína.

Las medicinas que previenen las náuseas, vómitos o vértigos no deben mezclarse con sedativos, ni con medicinas para tratar la presión arterial alta.

Los antihistamínicos, que reducen los estornudos, la comezón en la nariz, garganta y ojos, no deben mezclarse con sedativos, medicinas para la depresión o tranquilizantes.

Los antitusígenos, que reducen la tos causada por irritaciones de la garganta, no deben tomarse en conjunto con sedativos.

Antes de tomar cualquier medicamento lee siempre el prospecto y consulta con un médico para saber todas las contraindicaciones.