SANTO DOMINGO.-Mientras la gran mayoría se tomó un asueto durante las festividades navideñas. la brillante atleta dominicana Marileidy Paulino nunca ha detenido el trabajar, pese a que en 2021 fue la figura cumbre del deporte nacional, tras el logro de dos medallas de plata para el país en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Sin importar la época navideña, la nativa de Don Gregorio, Nizao, en provincia Peravia, ha estado entrenando duro en la pista del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte junto a su compañera, también integrante del relevo 4×400 metros mixto, Anabel Medina, bajo las órdenes y estricto seguimiento del su entrenador, el técnico cubano Yassen Pérez.

Paulino, especialista en los 400 metros lisos, terminó segunda en Tokio con tiempo de 49.20, además de formar parte del relevo mixto quisqueyano 4×400, que también aportó un metal plateado a la delegación tricolor en el referido evento de verano en Tokio, Japón.

Persistencia
“En el trabajo duro y constante es donde está la clave para alcanzar el éxito y mantenernos en el nivel que deseamos para el siguiente ciclo olímpico”, expresa la principal figura del atletismo dominicano y una de las más sobresalientes del mundo en su especialidad.

Expresa Marileidy que “un sueño no se hace realidad por arte de magia, necesita sudor, determinación y trabajo duro cada día, venciendo siempre las circunstancias adversas”.

“La verdadera grandeza solo puede lograrse si te sumerges completamente en lo que estás haciendo y amas lo que haces. Para sobresalir en la vida tienes que trabajar en aquello que te llena por dentro y que te da un propósito”, resaltó recientemente en un mensaje a través de su cuenta de Twitter.

Dos platas en Tokio
Marileidy, Anabel Medina, Lidio Andrés Féliz y Alexander Ogando dieron al país la segunda plata del equipo de atletismo en Tokio en una disputada carrera en la que completaron el recorrido en tres minutos, diez segundos y 21 centésimas de segundo (3:10:21).

Grandeza

25 Años de edad tiene.
Marileidy Paulino, primera dominicana (por equipo) que sube a un pódium olímpico.