El precio del petróleo intermedio de Texas (WTI) cerró el viernes con un descenso del 2.08 %, llegando hasta los 72.28 dólares el barril, a pesar de las informaciones llegadas desde la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP+) de que mantendrán sin cambios su política de producción.

Al cierre de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos de futuros de WTI para entrega en marzo restaron 1.54 dólares con respecto a la sesión anterior.

En el cómputo semanal, el precio del Texas ha caído casi un 8 %, influenciado por los fuertes rumores sobre un alto el fuego entre Israel y Hamás -alentados por el portavoz del ministerio catarí de Exteriores, Majed al Ansari,- que hicieron que los precios cayeran más de un 2 % dos días seguidos, el jueves y el viernes.

Tipos de interés sin cambios

Por su parte, la Reserva Federal (Fed) anunció esta semana que mantendría los tipos de interés sin cambios pero descartó un recorte inmediato en los mismos, otro factor influyente en los precios del crudo.

Además, ayer publicaron sus resultados trimestrales las dos grandes petroleras estadounidenses, Chevron y Exxon, que vieron reducir sus beneficios en 2023 un 40 % y un 35 %, respectivamente.

Por otro lado, los contratos de futuros de gas natural para marzo sumaron 0.02 dólares, hasta 2.07 dólares por mil pies cúbicos, mientras que los de gasolina con vencimiento el mismo mes restaron 0.05 dólares, hasta 2.15 dólares el galón. EFE