El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, volvió a cargar este miércoles contra las empresas petroleras, a las que acusa de no refinar suficiente crudo, y pidió que bajen «ahora mismo» el precio del combustible para los consumidores.

«En las últimas dos semanas, el precio del crudo ha caído más de diez dólares por barril. Normalmente esto reduce los precios en la gasolinera unos 25 centavos por galón (3,78 litros) y, sin embargo, algunas gasolineras solo los han reducido unos centavos», lamentó Biden durante una comparecencia sin preguntas en la Casa Blanca.