Fiesta y mañana gallo!: Desde que se conoció la noticia en NYC en el sentido de que las autoridades en RD dispusieron a partir de este lunes 11 de octubre levantar el Estado de Emergencia (el toque de queda), los criollos en la urbe están haciendo planes a dos manos para hacer fiestas en el país. Es lo que  ha percibido. Muchos dicen que las disposiciones a cumplir, post levantamiento, no le harán caso, entre ellas que no le vendan bebidas alcohólicas en bares, discotecas, colmados, casinos y centros de diversión de lunes a viernes después de la medianoche y los sábados y domingo hasta las 2 de la madrugada. Además, se exigirá la tarjeta de vacunación con 2 dosis a mayores de 12 años para asistir a lugares públicos y privados, limitar las personas al 75% en establecimientos públicos, los negocios deberán tener permiso de Salud Pública para aglomeraciones de gente, usar obligatoriamente mascarilla y distanciamiento social. “Uno en fiesta no le va hacer caso a eso”, alegan algunos. Un ciudadano en el Alto Manhattan vociferó: “prudencia, prudencia”. Otro le contestó: “el que no obedezca que lo tranquen”, como dice Cuco Valoy