El gobierno de República Dominicana afirmó anoche que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) no le ha solicitado establecer un “puente aéreo humanitario” para ayudar a Haití.

Homero Figueroa, vocero de la Presidencia, reaccionó ante las declaraciones emitidas el miércoles y reiteradas ayer, Stéphane Dujarric, portavoz del Secretario General de la ONU, en el que el establecimiento del puente aéreo se da como un hecho.

Un cable de la Agencia Francesa de Prensa (AFP) recoge las declaraciones de Dujarric de ayer donde explica que el puente debe operar pronto.

“El puente aéreo anunciado el miércoles entre Haití y República Dominicana para llevar ayuda humanitaria al pueblo haitiano, víctima de una grave crisis, debería estar «operativo lo antes posible», indicó el jueves la ONU.

La misión de la ONU había anunciado este «puente aéreo» el miércoles, en particular para permitir el «flujo de ayuda humanitaria» a Haití, donde el aeropuerto internacional permanece cerrado.

Este puente aéreo por helicóptero entre los dos países que comparten la isla de La Española debería permitir llevar «suministros» a Haití, pero también trasladar a República Dominicana al personal internacional no esencial de la ONU y llevar personal especializado en gestión de crisis y ayuda humanitaria, explicó Stéphane Dujarric, portavoz del Secretario General de la ONU.

El funcionario reiteró la preocupación de la ONU por la situación humanitaria y la falta de fondos para ayudar a la población.

El plan humanitario de la ONU para Haití para 2024, estimado en unos 774 millones de dólares, sólo cuenta actualmente con un 3,2% de financiación (21,6 millones de dólares), lamentó”.

Los aeropuertos en RD

La resolución dispone que esa terminal aeroportuaria recibirá aeronaves con ayudas humanitarias para Haití, procedentes de diferentes naciones.

En la comunicación se establece que la medida excepcional adoptada por JAC tendrá vigencia hasta la permanencia de la resolución.

El gobierno dominicano suspendió el pasado 5 de este mes las operaciones de vuelos de pasajeros y de cargas desde y hacia Haití, ante el incremento de los hechos de violencia en ese país.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) anunció el miércoles el establecimiento de un “puente aéreo” entre la República Dominicana y Haití para la recepción de aeronaves con ayuda humanitaria para la población haitiana.

Además de la terminal La Isabela, está contemplando utilizar como receptor de estos vuelos el aeropuerto Internacional María Montez, de Barahona.

Esta terminal, operada mediante concesión a Aeropuertos Dominicanos Siglo XXI (Aerodom), se mantiene activo pero con ocasionales operaciones de vuelos.

Se estableció que las cargas de ayudas humanitarias que arriben por las terminales dominicanas de Santo Domingo y Barahona serían trasladadas a Haití, vía terrestre escoltadas por autoridades militares dominicanas y de la ONU.