El presidente Luis Abinader destaca el desempeño de la economía en su gestión que inició en 2020 y dijo que al cierre del pasado año, la deuda consolidada del sector público fue del 59.1% del PIB.

“Cuando asumimos el gobierno en agosto de 2020 este indicador era del 61%. Es decir, la deuda en términos porcentuales del PIB se ha reducido en un 2% en un contexto internacional en que, debido a la pandemia y a la guerra entre Rusia y Ucrania, la mayoría de los países han aumentado su deuda. Como ejemplo, EEUU pasó del 108.75% en 2019 al 123.29% en 2023 o España, que pasó de un 98.2% en 2019 al 111% en 2023”.

El “buen manejo” de la economía que destaca el mandatario hace un recuento de las calificaciones obtenidas a “finales de 2022 Standard & Poor’s elevó la calificación de riesgos del país desde BB- hasta BB, mientras que este año Moody’s subió la calificación crediticia del país de Ba3 estable a Ba3 positiva, y Fitch Ratings mejoró la perspectiva del país desde BB- estable a BB- positiva”.

“Un factor que es importante destacar, es que, en diciembre de 2023, la República Dominicana logró un mínimo histórico en su indicador de riesgo país de 242 puntos porcentuales. Este hito muestra la confianza de los inversionistas internacionales en un contexto en el que otros países de la región han sufrido una disminución en su calificación”.

El presidente Luis Abinader destaca el desempeño de la economía en su gestión que inició en 2020 y dijo que al cierre del pasado año, la deuda consolidada del sector público fue del 59.1% del PIB.<br /><br />https://listindiario.com/economia/20240227/abinader-quedaron-desbarajuste-desguanangue-economia-fines-electorales_797369.htmlVIDEO

El presidente Luis Abinader destaca el desempeño de la economía en su gestión que inició en 2020

LAS ELECCIONES NO DISPARARON EL DÉFICIT FISCAL

Abinader dice que la “disciplina fiscal y las acertadas políticas presupuestarias” permitieron al Gobierno dominicano cerrar el 2023 con un déficit equivalente al 3% del Producto Interno Bruto, menor al estimado, pese a ser un año electoral

“Atrás quedaron los tiempos del 2012 en que el déficit se disparó a un 6.3% con fines solo electorales, creando un desbarajuste o desguañangue en la economía, como fue calificado en esos días. En esta administración no hay hoyos fiscales”.