El presidente de la República, Luis Abinader, concedió la pensión del Estado a un total de 57 personas, incluyendo a Odalis Ramosregidor de la Alcaldía de San Pedro de Macorís por el Partido de la Liberación Dominicana (PLD).

Ramos, quien es abogado criminalista, recibirá RD$75,000 al mes.

Los beneficios están contenidos en el decreto 468-22 firmado por el jefe de Estado el 19 de agosto del año 2022.

De las 57 pensiones otorgadas en el decreto, 16 personas ya tenían el beneficio y les fue subida a RD$75,000 al mes y otros dos les fue elevado a RD$25,000.

¿Puede un regidor cobrar su sueldo en la alcaldía y recibir la pensión al mismo tiempo?

El párrafo del artículo 11 de la Ley 379, que establece un nuevo régimen de Jubilaciones y Pensiones del Estado Dominicano para los Funcionarios y Empleados Públicos, señala que, “cuando un pensionado o jubilado vuelva a desempeñar funciones remuneradas en organismos de la Administración Pública, en instituciones autónomas o en  entidades  descentralizadas del Estado, dejará de percibir los beneficios de la pensión o jubilación durante el tiempo en que preste servicios”.

Expresa, además: “Esos beneficios le corresponderán de pleno derecho cuando cese el servicio y el tiempo de servicio le será computado y servirá para optar por una mejor categoría en la escala de las pensiones y jubilaciones”.

En el año 2021, Abinader otorgó pensiones a más de 28,200 personas, siendo las más conocidas la dirigente del PLD, Alejandrina Germán, la exdefensora del Pueblo, Zoila Martínez, al comunicador Alfredo Alemany y la viuda de Johnny Ventura, Nelly Flores.

Marco legal de las pensiones

El artículo 2 de la Ley 379 define las escalas de retiro

 

  • De 20 a 25 años de servicios y 60 años de edad, el beneficiario recibirá cada mes el equivalente 60 % del promedio del sueldo mensual en los últimos 3 años.
  • De 25 a 30 años de labores y 60 de edad, recibirá el equivalente a 70 % del promedio del sueldo en los últimos tres años.
  • De 30 a 35 años, recibirá el 80 %.
  • De 35 años de servicios en adelante, el beneficiario recibirá cada mes la siguiente proporción: un 40 % para el cónyuge superviviente: un 30 % en partes iguales para los hijos; y el restante 30 % para los padres sobrevivientes que a la hora de su muerte dependieren de él.