La jueza de la Oficina Judicial de Servicios de Atención Permanente del distrito judicial de Santiago impuso este miércoles tres medidas de coerción a una mujer, acusada de ser cómplice en la muerte a tiros de su esposo en el municipio de Tamboril.

La magistrada Yiberty Polanco, del referido tribunal, impuso arresto domiciliario, impedimento de salida del país y la colocación de grilletes electrónicos contra Daneris Pérez Espinal.

«Dentro del proceso que se lleva a cabo, está ya no podrá ser víctima ni testigo, sino, que en este proceso pasó a ser un imputado más, junto a Fabricio Antonio Báez Pérez y a Giancarlos Café», explicó Carlos Villanueva, abogado de la familia de la víctima.  Asimismo, Informó que analizará la motivación que haga la jueza para determinar si apela o no la decisión.En tanto que Ana Dolores Rodríguez, hermana de la víctima dijo sentirse incómoda e inconforme con la decisión porque «dejarla presa no es mandarla a la casa».

«Hubo manipulación de los hijos, (dijeron) que ella estaba enferma (…). entonces, su mamá está enferma y mi hermano, ¿adónde?, muerto,  lo acribilló, ordenado por su mamá, su sobrino y el sicario», criticó Ana Dolores al advertir que las cosas no se van a quedar así.

De acuerdo al Ministerio Público, la mujer habría pagado la suma de RD$4 millones a un sobrino para que éste contratara a un sicario que acabara con la vida de Julio César Rodríguez Paula, de 68 años

Rodríguez Paula y su esposa fueron atacados a tiros desde una motocicleta el 18 de septiembre del 2020, cuando viajaban a muy baja velocidad a bordo de una yipeta por la calle Palmar de Canca La Piedra, en el municipio Tamboril, de la provincia Santiago.

El Ministerio Público determinó que la viuda fue la persona que mandó a darle muerte a su pareja tras el apresamiento de su sobrino, Fabricio Antonio Báez Pérez, quien guarda prisión preventiva por sus vínculos con el caso.

La detención de la señora se produjo el pasado jueves al salir del Primer Tribunal Colegiado del distrito judicial de Santiago, donde le conocían el juicio de fondo a Giancarlos Acosta (Café), de 34 años, señalado como el homicida de Julio César Rodríguez Paula.