Santo Domingo,, Concentración. A nueve meses de aquella fatídica tarde en la que se produjo la explosión en una zona comercial de San Cristóbal, familiares de las víctimas aún claman por justicia y esclarecimiento de los hechos.

Los parientes de fallecidos y desaparecidos en la tragedia, así como algunos de los que resultaron heridos, marcharon la mañana de ayer hasta la Gobernación Provincial, expresando su indignación por el reconocimiento realizado por esta a las instituciones que apoyaron en la explosión.

Calificaron el acto como “vergonzoso” y un “Estado indolente”, al tiempo que dijeron que estos no han dado la cara para aclarar la causa real de lo sucedido.

“Nosotros seguimos con el dolor de no saber nada de nuestros familiares, también aquellas personas que sí tuvieron un cuerpo que velar tienen el mismo dolor por la indolencia de este gobierno y sus autoridades”, exclamó la hermana de una de las desaparecidas.

En tanto, Rosa María Morillo, una de las afectadas en la explosión, pidió a las autoridades dar la cara y decir lo que realmente pasó ese día.

Con un traje de compresión para quemaduras que cubría las cicatrices de sus brazos y parte superior de su cuerpo, Morillo manifestó que llevaba el sustento a su hogar trabajando como doméstica, pero luego de las lesiones no ha podido retomar su labor, por lo que la situación se hace insostenible para ella.

Hay que recordar que a principios de mes la Cámara de Diputados aprobó en primera lectura un proyecto de ley con el que buscan sean declaradas como fallecidas las 12 personas reportadas desaparecidas el día 15 de agosto de 2023, cuando ocurrió la explosión en el mercado viejo de San Cristóbal.