Con menos de 100 clientes y sin la presencia del 95% de comerciantes dominicanos, inició la actividad comercial en el mercado fronterizo de Dajabón luego de que las autoridades decidieran reactivar el comercio, que está afectado por el cierre de frontera del lado haitiano.

La inasistencia al mercado de la mayoría de los comerciantes de Dajabón se debe a que sus clientes solo son haitianos por lo que no tienen a quién venderles sus mercancías, por lo cual esperan que las autoridades de Juana Méndez reabran la frontera.

Por la época navideña, el alcalde municipal, Santiago Riverón, invitó hoy a los comerciantes haitianos y dominicanos a que acudan al mercado fronterizo para participar en la actividad comercio y así puedan vender sus artículos.

Debido a que los compradores y vendedores haitianos representan el mayor socio comercial, la feria sin éstos continúa siendo muy mínima en el mercado fronterizo.

Las autoridades de Juana Méndez mantienen el portón fronterizo cerrado en rechazo a las restricciones que mantiene el gobierno dominicano por la construcción ilegal de un canal que realizan civiles para desviar aguas del río masacre.

En las últimas horas, producto de la migración de haitianos por la Sierra de Bahoruco, el Ejército ha redoblado la vigilancia para evitar el cruce, como ocurrió recientemente donde un grupo de haitianos circuló por los trechos de la zona y fue interceptado en las lomas de Polo de Barahona por los militares.

En la parte baja con el mercado dominico haitiano, también el Cuerpo Especializado en Seguridad Fronteriza Terrestre (Cesfront) mantiene los controles para evitar la circulación de indocumentados hacia este lado dominicano.