De cara a las elecciones del 19 de mayo, la Junta Central Electoral (JCE) emitió la resolución 33-2024 en la que establece la implementación para el voto en casa y dispone la creación de equipos móviles que estarán conformados por más de 10 personas.

Las personas que serán beneficiadas con este servicio serán aquellas con discapacidad física severa, condición motora severa o motivos graves de salud que les impida trasladarse a los centros de votación.

Estas personas podrán ejercer su derecho al voto desde sus hogares por «decisión propia», establece la resolución, pero solo serán aquellas ubicadas en el Distrito Nacional y la provincia de Santo Domingo.

El programa de voto en casa impactará a las personas que fueron seleccionadas del listado de interesados que se inscribieron y que fueron sometidos a una evaluación a través del cuestionario de Evaluación de la Discapacidad Whodas 2.0, de la Organización Mundial de la Salud. A través de esta evolución, la JCE tendrá un listado definitivo de los electores del programa de voto en casa.

Los equipos móviles que trabajarán en el programa de voto en casa estarán compuesto de tres personas que serán un presidente, un secretario y un vocal y cada uno de estos tendrá un sustituto.

También una persona que será supervisor del equipo, un representante de las organizaciones de personas con discapacidad (opcional), un miembro de la Policía Militar Electoral, delegados de las organizaciones acreditadas para estos fines y un chofer.

«El personal de estos equipos móviles, debidamente identificado y acreditado se presentará por ante cada uno de los hogares de las personas inscritas en el listado definitivo de electores del programa voto en casa con la finalidad de formalizar el proceso de votación de su residencia».

¿Cómo será el proceso?

El presidente hará la presentación de los miembros del equipo, luego el primer vocal solicitará a la persona su cédula electoral para validar que esta se encuentra en el listado de votantes en cada.

El presidente de la unidad móvil se asegurará de si el elector desea o no asistencia. De ser requerida recaerá en manos del votante decidir quién se la proporcionará.

Tras estos pasos se le entregará al votante las boletas de los diferentes niveles de elección, una presidencial, una senatorial y una del nivel de diputaciones junto con un marcador para que ejerza su derecho al voto.

Una vez que termine con el proceso de votación las boletas serán introducidas en un sobre de seguridad, el cual contendrá el nombre del votante, el número de cédula, el nombre del recinto, del colegio electoral y un espacio para la firma y estampa de la huella que deberá colocar la persona votante y la firma del equipo móvil y delegados presentes.

La seguridad del sobre recaerá bajo el presidente del equipo móvil que será el encargado de resguardar las boletas hasta que éstas sean entregadas al presidente del colegio electoral correspondiente.

«Las rutas de los equipos móviles partirán a las 7:00 a.m. de cada Junta Electoral dentro de la demarcación territorial que corresponde a la ubicación de la residencia de los beneficiarios del programa. Previo el traslado, deberá comunicarse con cada beneficiario la disponibilidad para recibir al personal que se estará apersonando en sus hogares. Estas rutas finalizarán con el depósito del último voto en el colegio correspondiente a las 5:00 p.m., dispone el artículo 5 de la resolución.