Miami. La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) lamentó la muerte del periodista haitiano Nerval Pierre Viliat, ocurrida el domingo en Puerto Príncipe luego de que el comunicador fuera impactado por una bala perdida. Haití atraviesa desde febrero una grave crisis política que ha sumido al país en una espiral de violencia, lo que obstaculiza seriamente el trabajo de periodistas y medios de comunicación.

El 21 de marzo, Nerval Pierre Viliat, periodista deportivo de Echonews Sport, fue impactado en el estómago por una bala perdida durante un tiroteo entre policías y pandilleros en el barrio capitalino Delmas 19, según informes de prensa. Pese a recibir asistencia médica, el periodista de 26 años, conocido como «Vaval Le Sage», falleció el domingo a causa de las heridas recibidas.

El presidente de la SIP, Roberto Rock, director del portal de noticias La Silla Rota, de México, condenó «la violencia de las pandillas que aterrorizan al país ante la ausencia del Estado y dejan a la ciudadanía, en este caso a un periodista, en una situación de indefensión absoluta. Enviamos nuestras sinceras condolencias a la familia, colegas y relaciones de Nerval Pierre Viliat».

El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información, Carlos Jornet, director periodístico del diario argentino La Voz del Interior, Argentina, expresó «la solidaridad de la SIP con periodistas y medios haitianos que enfrentan graves riesgos para cumplir con su labor informativa en un clima de temor e intimidación sin garantías mínimas de seguridad».

Los directivos de la SIP reiteraron su pedido a la comunidad internacional de mantenerse vigilantes y denunciar la violencia en Haití, que tiene aterrorizada a la población e impide que la prensa pueda cumplir con su trabajo sin temor a represalias y agresiones físicas.

En medio de la ola de violencia y el terror de los grupos armados que, según los datos de las Naciones Unidas, tienen bajo su control el 85 por ciento de la ciudad capital de Puerto Príncipe, periodistas y medios también se han visto gravemente afectados. La semana pasada, el periodista Lucien Jura fue secuestrado y liberado días después tras el pago de un rescate, según informó la SIP.

Radio Television Caraïbes se vio obligada recientemente a cerrar sus puertas debido a los ataques de las bandas armadas. En febrero, en el marco de las protestas contra el ahora ex-primer ministro, Ariel Henry, un periodista perdió un ojo por el impacto de una bomba lacrimógena, en un caso documentado por la SIP. Otros cinco resultaron heridos de bala o amenazados.

Un gran número de personas han sido asesinadas y más de 33 mil huyeron desde la capital a otras zonas de la isla para garantizar su vida en las últimas semanas, según informes de prensa.

En 2023, tres periodistas fueron asesinados y otro sobrevivió a un tiroteo frente a su residencia, según investigaciones de la SIP. Se registraron además cinco secuestros contra comunicadores, al menos tres fueron golpeados por la policía durante la cobertura de manifestación, y la sede de radio Antarctique 96.1 FM fue incendiada por pandilleros al norte del país.

La SIP es una organización sin fines de lucro dedicada a defender y promover la libertad de prensa y expresión en las Américas. Está integrada por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental; y tiene su sede en Miami, Florida, Estados Unidos.