Se cumple casi en su totalidad este lunes el paro de docencia en Santiago y otras provincias de la Región Norte del país que fue convocado por la Asociación Dominicana de Profesores (ADP).

La jornada del gremio de los docentes forma parte de las movilización y paralización de labores en las escuelas públicas en demanda del cumplimiento del convenio firmado con el Ministerio de Educación en julio del año 2023.

«Con el cumplimiento de ese acuerdo, el ministro de Educación, Ángel Hernández, pone fin a las acciones de protestas que lleva a cabo la Asociación Dominicana de Profesores», sostiene Miguel Jorge, presidente de la ADP en Santiago.

Los docentes demandan el nombramiento de personal para impartir clases, administrativo, de seguridad y de limpieza.

También solicitan a las autoridades intervenir las infraestructuras de escuelas en mal estado, terminación de planteles en proceso de construcción, mejores programas de formación docente, entre otras demandas.

Sobre el anuncio del aumento salarial de un 8 por ciento, los profesores insisten en que no aceptan esa «imposición».

Miguel Jorge asegura que el alto costo de la vida ha depreciado los actuales salarios de los docentes.

Aunque no se impartió docencia este lunes en los centros educativos de la región Norte del país, los pforesores acudieron a las aulas en lo que denominaron protesta de brazos caídos. En la parte frontal de cada centro fueron colocados letreros con las necesidades de cada plantel.

Compás de espera

Tras la jornada de este lunes, la ADP dará un compás de espera de 72 horas al Gobierno para retomar el diálogo sobre sus demandas.

Educación

La directora de Educación en Santiago, Marieta Díaz, expresó su malestar ante las vulneraciones a los derechos de los niños, niñas y adolescentes con las constantes paralizaciones de la docencia.

Apela a que los profesores cambien el plan de lucha por uno que no afecta las clases.