El Partido Revolucionario Moderno lidera con el 47.31% de los votos, mientras que el PLD y la Fuerza del Pueblo buscan reconfigurar el escenario político dominicano.

Santo Domingo.- La Junta Central Electoral (JCE) ha publicado los resultados finales de las recientes elecciones municipales del 18 de febrero, destacando una clara victoria del Partido Revolucionario Moderno (PRM) con un 47.31% de la votación total, equivalente a 1,751,086 votos combinados para las posiciones de alcaldes y directores. Este resultado consolida la posición del PRM como la principal fuerza política en el ámbito municipal dominicano.

Por otro lado, el Partido de la Liberación Dominicana (PLD) obtuvo el 22.38% de los votos, sumando un total de 828,492 votos, lo que refleja los retos que enfrenta el partido para reconectar con la base electoral y recuperar espacios perdidos. La Fuerza del Pueblo (FP), liderada por el expresidente Leonel Fernández, se posiciona como la tercera fuerza política con el 14.22% de los votos, alcanzando 526,349 votos, lo que representa un avance significativo para este partido de reciente formación.

Los resultados también revelan una diversificación del espectro político con la presencia de múltiples partidos menores que, aunque no lograron un porcentaje significativo de votos, reflejan la pluralidad y la dinámica cambiante de la política dominicana. Entre estos, el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y el Partido Reformista Social Cristiano (PRSC) obtuvieron respectivamente el 2.87% y el 1.97% de los votos, evidenciando la necesidad de reestructuración y renovación dentro de estas históricas organizaciones.

Estos resultados sugieren un cambio en el panorama político dominicano, con un electorado que favorece la alternancia en el poder y la aparición de nuevas opciones políticas. Mientras el PRM celebra su consolidación como fuerza dominante en el ámbito municipal, tanto el PLD como la FP y otros partidos enfrentan el desafío de redefinir sus estrategias y propuestas para reconectar con un electorado que demanda transparencia, eficiencia y renovación en la gestión pública.

La participación y los resultados de estas elecciones municipales ofrecen una visión preliminar de lo que podría ser el escenario político en las próximas contiendas electorales, marcando el inicio de una etapa de reconfiguración y análisis para las fuerzas políticas del país.