“Mi deseo es que todos los niños del mundo puedan jugar mucho, como jugamos mi hermano y yo”, declaró Valentina González Desangles, de siete años, al preguntarle qué significan para ella los derechos de los niños, con ocasión de conmemorarse ayer el Día Mundial de la Infancia, una fecha dedicada a la niñez en todo el mundo.

Desde el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), como agencia que trabaja todo el año para conseguir cambios reales en la vida de los niños, alzan la voz ante este llamamiento mundial a favor de la niñez más vulnerable.

“En esta conmemoración abrazamos los avances conseguidos, pero sobre todo elevamos nuestras voces para exponer aún más los derechos de la infancia y concienciar a las personas de la importancia de trabajar día a día por su bienestar y desarrollo”, dijo Carlos Carrera, representante del organismo internacional en el país.

«Sólo dando prioridad a los derechos y a la participación de la infancia, podemos ayudar a construir un futuro mejor para todos”.
Carlos Carrera, representante de Unicef en RD. CARLOS CARRERAREPRESENTANTE DE UNICEF EN EL PAÍS

De igual manera, Carrera aseguró que “en el Día Mundial de la Infancia, damos espacio a los niños, niñas, y por supuesto, también a los adolescentes para que manifiesten mensajes sobre las cuestiones que les importan».

Se estima que, al ritmo actual, la región no logrará el 58% de los indicadores relacionados con los derechos y el bienestar de la niñez, de acuerdo con un análisis de datos realizado por Unicef. En las últimas décadas, América Latina y el Caribe ha tenido una de las tasas más lentas de desarrollo con respecto a los ODS centrados en la infancia.

“Este día enfatiza que todos los niños tienen derecho a la salud, a la educación; al cuidado y a tener las mismas oportunidades, así como a recibir protección, independientemente del lugar en el que hayan nacido con el fin de que puedan desarrollar todo su potencial”, externó Carrera.

Pese a que la región tiene un desempeño superior en algunos indicadores, incluso registrando el mayor descenso en muertes infantiles en los últimos 30 años, está muy rezagada en otros.

Los Estados reconocen el derecho de todo niño a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social.

Los Estados reconocen el derecho de todo niño a un nivel de vida adecuado para su desarrollo físico, mental, espiritual, moral y social.EXTERNA/

 

Por ejemplo, América Latina y el Caribe tiene la segunda tasa estimada más alta de pobreza de aprendizaje – niños y niñas de 10 años que no pueden leer un texto sencillo – y la segunda tasa más alta de natalidad en adolescentes después de África subsahariana.

La tasa de matrimonio infantil en la región se ha mantenido sin cambios durante tres décadas. Y dos de cada tres niños y niñas de la región experimentan disciplina violenta en el hogar.

Ayer como parte de la conmemoración, distintas personalidades de la vida pública nacional, incluidos periodistas, artistas e influencers, publicaron mensajes a través de sus redes sociales donde motivan al cumplimiento de los diferentes derechos de la niñez, acompañado de una camiseta emblemática por la conmemoración.

“Todos tenemos responsabilidad en la lucha contra la discriminación ejercida hacia la infancia: en nuestros países, nuestras comunidades, nuestras escuelas, nuestros hogares y nuestros propios corazones. Tenemos que asumir esa responsabilidad”, aseguró el portavoz de Unicef.

Para acelerar los avances en los indicadores de los ODS relacionados con la niñez en América Latina y el Caribe, Unicef reitera su llamado a los países para construir un compromiso político a nivel nacional que permita aumentar y salvaguardar significativamente el gasto social en áreas como salud, educación y protección social.