Dentro del operativo preventivo iniciado este lunes por el Gobierno, el Ministerio de Salud informó que dispone de 500 mil dosis de medicamentos para prevenir la leptospirosis, una de las enfermedades que se intensifican debido a las inundaciones.

Además, mediante una alerta preventiva llama a la población a evitar el contacto con aguas estancadas y lodo, así como también potabilizar el agua para el consumo.

El ministro de Salud Pública, Daniel Rivera, recorrió junto a otros funcionarios de varias instituciones del Estado, sectores del municipio Santo Domingo Oeste, una de las zonas más afectadas por las inundaciones del reciente disturbio atmosférico que afectó gran parte del país.

“Ahora debemos también concentrarnos en evitar leptospirosis, enfermedades respiratorias, cólera y otras que se incrementan a causa de las inundaciones. En Barahona, el brote de cólera en la comunidad La Ciénaga está siendo controlado gracias a la rápida intervención, pero permanece el cerco epidemiológico y no debemos descuidarnos”, dijo el funcionario.

Durante el recorrido por los sectores Arroyo Bonito, Bella Colina y Los Rieles, el ministro de Salud entregó abate para tanques, cloro y medicamentos esenciales. Además, informó que el personal de salud estará proporcionando asistencia integral a aquellos que lo necesiten.

Paliza dijo que las jornadas de ayudas sociales son realizadas en todo el territorio nacional por instrucciones del presidente Luis Abinader, quien este lunes recorrió varias de las zonas del país afectadas por las lluvias.

Destacó que el presidente Abinader ha dispuesto que todos los funcionarios asuman la responsabilidad de coordinar de forma eficiente los trabajos de todas las áreas gubernamentales para poder impactar de manera directa y rápida a toda la sociedad en tiempo de necesidad, como es el actual.

Estuvieron además en la jornada integral, el alcalde de Santo Domingo Oeste, José Andújar; Luis Espinal, director del Área VII de Salud; Gloria Reyes, directora del Programa Supérate; Scarlet Benzán, Viceministra de la Presidencia, y otras personalidades.

Las autoridades sanitarias detallaron un conjunto de medidas preventivas por dirigidas a la población y el personal de salud.

Evitar el contacto con agua, lodo o vegetación estancada o sucia, especialmente cuando la persona tiene erosiones o heridas.

Utilice medios de protección personal (botas plásticas, guantes).

Evite acumular basura y elimine los criaderos en las casas para evitar la presencia de vectores (ratas, mosquitos).

Lave los envases enlatados y cocine los alimentos y lave las frutas y/o vegetales antes de comérselos. Proteja el agua para beber de posibles fuentes de infección y en todos los casos hervirá durante 15 minutos o coloque cinco (5) gotas de cloro al 5% por cada galón de agua antes del consumo.

Lavado de manos después de ir al baño y antes de cada comida.

Acuda oportunamente al médico en caso de presentar cualquier enfermedad y no se automedique.

Al personal de salud

Notificar en forma inmediata la ocurrencia de todo evento relacionado al incremento de lluvias, emergencias y desastres, siguiendo el flujo del sistema nacional de la vigilancia epidemiológica.

A las Direcciones Provinciales y de Áreas de Salud: Difusión de la alerta epidemiológica a la red de vigilancia local, centros de salud y otros sectores relacionados.

Realizar la evaluación del riesgo potencial con el objetivo de identificar y adoptar las medidas de riesgo ante la aparición de enfermedades relacionadas a eventos por efecto de las lluvias intensas.

Al Servicio Nacional de Salud, Servicios Regionales de Salud y Gerentes de Zonas de Salud: Organizar los servicios de salud en previsión a un potencial colapso o afectación de algunos establecimientos a fin de mantener la atención de salud.