Nathaly Tavarez
Santo Domingo, RD

Por casi una hora el presidente de la República, Luis Abinader, se dirigió a la nación el Día de la Restauración, 16 de agosto, pasando balance de su gestión de dos años frente al Estado.

Dentro de la sala del Gran Teatro del Cibao, estaba Carmen Francisco, una mujer que viajó de Santo Domingo a Santiago a entregarle una carta a Abinader, en la que expresaba que este le había prometido un trabajo antes de ganar las elecciones presidenciales en 2020, algo que no ocurrió, ya que se encuentra desempleada.

La dominicana de 34 años deseaba entregar la carta al presidente personalmente, lo que pudo lograr cuando el mandatario terminó su discurso y caminó con rapidez por los pasillos, subió a la tarima, esperó unos segundos con calma, hasta que Abinader la notó y se acercó a ella, le dio un abrazo y se dirigieron a la parte trasera del escenario, mientras la dama tenía en sus manos el manifiesto.