Santo Domingo, RD

El presidente de la República Luis Abinader designó la mañana de este lunes a Iván Hernández Guzmán, como director del Instituto Nacional de Estabilización de Precio (Inespre), quien es hijo de la embajadora dominicana en Washington, Sonia Guzmán.

Hernández Guzmán fue nombrado mediante el decreto 339-20, uniéndose a círculo de servidores públicos cuyos padres son actuales funcionarios del recién instaurado Gobierno del Partido Revolucionario Moderno (PRM), o provienen de familias ligadas al ámbito político.

Asimismo, es nieto del expresidente Antonio Guzmán y la primera dama Renée Klang, nacido en Santiago de los Caballeros.

Hernández Guzmán es ingeniero agrónomo, egresado de la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), además de aspirar a la senaduría de su provincia natal en una ocasión.

Además del nuevo titular del Inespre, otros hijos de actuales de actuales funcionarios son el ministro de Trabajo, Luis Miguel De Camps, hijo del fallecido líder político Hatuey De Campas, y Milagros De Camps Germán, viceministra de Cooperación Internacional del Ministerio de Medio Ambiente, hija del exlegislador y la directora de Comunicaciones y vocera de la Presidencia, Milagros Germán.

Estas designaciones han llevado a algunos sectores a tildarlas de nepotismo, algo que el ministro Administrativo de la Presidencia, José Ignacio Paliza, negó inmediatamente.

«Nepotismo no es. La concepción o definición de nepotismo tiene otras aristas. Quien ha definido a esas tres personas como miembros del Gobierno no es uno de ellos mismos; es una tercera persona”, explicó Paliza.