Más de dos millones de dominicanos son beneficiados a través de los programas de ayudas económicas creados o ampliados a partir del mes de marzo del 2020, para mitigar los efectos de la pandemia del COVID-19 en los hogares dominicanos.

El gobierno no debería tocar esos programas para disminuir sus aportes a la población en ingresos, como ha expresado.El programa “Quédate en Casa” beneficia a un millón y medio de dominicanos identificados como pobres o vulnerables, con una transferencia de 5,000 pesos mensuales; y si en la familia hay algún miembro mayor de 60 años o padece algún procedimiento médico que lo haga vulnerable, puede ser de 7, 000 pesos. El programa creado para asistir a los empleados suspendidos de sus labores en las empresas durante la pandemia de COVID-19 es “FASE” Fondo de Asistencia Solidaria a Empleados, para beneficio de más de 700,000 familias. Se creó el programa Pa’ Ti que lleva ayuda de 5,000 pesos mensuales a más de 200,000 dominicanos que son trabajadores independientes, que han visto sus ingresos afectados por las medidas tomadas por el estado dominicano para contrarrestar el aumento de contagio de COVID-19 en la población.La incertidumbre que tienen cientos de miles de dominicanos en estas navidades, es que en octubre el presidente Luis Abinader anunció al país, que las ayudas para la población mitigar los efectos económicos de COVID-19 solo serían extendidas hasta el mes de diciembre del 2020. En informaciones ofrecidas por la presidencia de la República el 18 de diciembre solo se ha contemplado mantener vigente el programa “FASE” hasta el mes de abril del 2021. Esto quiere decir que más de 600,000 dominicanos que fueron integrados de manera transitoria en la tarjeta solidaridad en el mes de marzo dejarán de recibir la transferencia mensual, y los 800,000 que están registrados de manera permanente verán disminuidos sus ingresos. Puesto que la propuesta es que, a partir de enero reciban el doble de lo que tenía la tarjeta solidaridad para alimentos antes de la pandemia, de monto base eran cerca de 900 pesos mensuales. Esto se traduce en una rebaja en el poder de compra en alimentos de más de 3,000 pesos al mes. Así mismo, el programa “Pa’ Ti” quedará eliminado dejando sin los ingresos de 5,000 pesos mensuales a más de 200,000 dominicanos.La pregunta que debe hacerse el equipo del gabinete social, el económico y el mismo presidente Luis Abinader es ¿han desaparecido condiciones que motivaron al anterior gobierno a crear los programas “Quédate en Casa”, “Pa’ ti” y “FASE”?. Por el contrario, si se observa las últimas estadísticas el nivel de contagio del COVID -19 y de los internamientos en los centros médicos dominicanos estamos en el medio de una segunda ola de aumento de casos, aún no confirmada por las autoridades de salud nacionales, pero sí por las estadísticas diarias. Las condiciones económicas de la República Dominicana que dieron origen a los programas de ayudas sociales, disminución de llegadas en un 70% de turistas al territorio nacional, cierre de negocio a partir de las 7:00 pm, son las mismas, se hace necesario por la situación económica y de salud actual, mantener todos los programas de ayudas sociales. Además, pensar en algún paquete de ayuda a pequeños empresarios que le permita disminuir deudas. Para que estos puedan mantener abiertos sus negocios. Más que eliminar incentivos, se debe procurar crear un paquete integral para todos los sectores.Las autoridades de salud anunciaron que el proceso de vacunación para evitar la propagación del covid-19, inicia en el mes de marzo del 2021. Si queremos que después de superada la crisis de salud actual a consecuencia de la pandemia, podamos caminar a pasos firmes a la recuperación económica, es fundamental garantizar la estabilidad social. Para esto la columna principal es mantener los programas sociales vigentes, hasta que los dominicanos logremos la recuperación de los empleos y capital económico perdidos durante la crisis del COVID-19 .