La ciudad de San Cristóbal colapsó ante la gran cantidad de tapones que se producen en casi todas las calles sin que ninguna autoridad parezca interesarle la situación.

De norte a su y de este a oeste, las principales vías de la ciudad se convierten en un pan demoniun debido a los interminables entaponamientos matizados por la falta de controles para las paradas de cualquier tipo de vehiculo

Las entradas de San Cristóbal por cualquiera de las vías, ya sea regresando de la capital por la Seis de Noviembre o por la Sánchez desde el cruce de Madre Vieja, a avenida Los Constituyente y la Constitución se han convertido en intransitables debido a los entaponamientpos

Los constantes y permanentes comunicados emitidos por las autoridades de que van a tomar medidas para corregir la situación no surten efectos ya que se requiere de acciones concretas que puedan por lo menos controlar la dificultad.

Las horas de salidas de los diferentes colegios sin que haya un autoridad contralando el trafico hace también que la situacion se agudice