El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, mantuvo en la víspera una conversación con el primer ministro de Haití, Ariel Henry, en la que le instó a «acelerar una transición política» en la nación caribeña, escenario de una oleada de violencia que ha bloqueado el país.

«Blinken expresó su apoyo a una propuesta desarrollada en asociación con la Comunidad del Caribe (Caricom) y las partes interesadas haitianas para acelarar una transición política mediante la creación de un colegio presidencial independiente y de base amplia», ha señalado el Departamento de Estdo en un comunicado difundido este viernes.

De acuerdo con la diplomacia estadounidense, esta medida facilitaría que Haití avanzara hacia «el despliegue de una Misión Internacional de Apoyo a la Seguridad y elecciones libres y justas». La política interna del país quedó prácticamente bloqueada tras el magnicidio del presidente Jovenel Moise en julio de 2021.

«El secretario instó a Henry a apoyar esta propuesta en aras de restaurar la paz y la estabilidad en Haití para que el pueblo haitiano pueda reanudar su vida diaria libre de violencia y desesperación«, ha zanjado el Departamento de Estado en el mencionado escrito.

Así las cosas, desde la Administración Joe Biden ha apelado a alentado a Henry y «otras partes interesadas» clave en Haití a «llegar a un compromiso que ponga fin al actual estancamiento político».

En las últimas semanas, Puerto Príncipe ha vuelto a ser escenario de un aumento de la violencia entre las bandas que se disputan el control de la capital, después de que 4,500 presos lograran escaparse de la principal cárcel de la capital.

El principal líder criminal, Jimmy Chérizier, alias ‘Barbecue’, ha lanzado esta semana un órdago al primer ministro Henry, a quien le ha amenazado con sumir al país en una «guerra civil» si no presenta su dimisión.